Acerca de mí

Me llamo Concha Martínez del Río y nací en Sevilla, al sur de España, donde resido.

Desde la etapa adolescente siento curiosidad por acercarme al mundo del crecimiento personal para conocerme mejor a mí misma y descubrir el porqué de mis sentimientos, pensamientos, actitudes y comportamientos, aunque no es hasta años más tarde que no me adentro en este proceso.

Soy licenciada en Psicología. Mi vida profesional ha estado dedicada en su mayor parte al campo educativo, como orientadora, asesora de formación del profesorado y trabajando a nivel técnico en una zona con necesidad de transformación social, lo que también ha contribuido a aumentar mis capacidades.

Mi proceso de transformación personal viene de la mano de EFT, que descubro por casualidad y desde entonces me convierto en una apasionada de esta técnica, primero como practicante y poco tiempo después como facilitadora. A través de este recorrido, me introduzco en la espiritualidad, entendiendo la sanación como un proceso holístico de transformación que afecta a todos los ámbitos del ser humano: físico, mental, emocional y espiritual.

Parto de la idea de que la realidad de cada persona es un reflejo de su mundo interior. Es por ello que mi misión se dirige a facilitar y acompañar a personas que deciden realizar ese viaje a su interior, autodescubrimiento. Durante este viaje descubrimos emociones y pensamientos que nos limitan y que hace que en nuestro mundo se repitan patrones que nos mantienen limitados, inmovilizados o bloqueados. Cuando nos liberamos y modificamos dichos patrones desarrollamos nuestro potencial al máximo y nos sentimos más sanos y felices cada día.

A la vez también me sorprendo y me alegro con los cambios experimentados en este sentido por las personas a quienes acompaño.

Como no quiero aburrirte con mi extenso currículum, solo te digo que mi formación y trayectoria profesional se desarrolla en torno a estos cuatro ámbitos:

Licenciada en Psicología

Coaching personal

Facilitadora y Formadora de EFT

Facilitadora de Reimpronta Matricial

Algunos artículos escritos por mí

Te recomiendo que los leas, a ver si los encuentras tan interesantes como las personas que lo han leído y a las que también he ayudado.

También me entrevistó Sandra Suaza en su programa radiofónico “Espacio Holístico” de RADIOFANECO

Dicen de mí que…

Antes de hacerme EFT tenía muchísimo miedo a volar en avión, 10 en una escala de 0 a 10.  Cuando tenía que volar, no podía dormir los días previos al vuelo y sentía mucha ansiedad en la cabina del avión. Tenía muchos pensamientos catastrofistas que alimentaban ese miedo. Yo no tenía miedo a volar hasta que unos años atrás tenía que volar y ocurrió un accidente muy sonado en los medios de comunicación. Recuerdo que cuando me traté este miedo tenía que viajar a Estados Unidos desde España por motivos laborales. En una sola sesión el miedo desapareció. Y me resultó muy interesante el trabajo de visualización que realicé del viaje que deseaba tener, estando tranquilo. A día de hoy he viajado bastantes veces más y duermo perfectamente antes de coger un avión y me quedo literalmente dormido antes de que el avión despegue. Me siento muy contento, era algo que tenía que solucionar y no sabía cómo resolverlo. La ansiedad, el estrés y el miedo entorno al viaje se han convertido en sensaciones buenas y agradables, de manera que ahora hasta disfruto de los vuelos. A todos los que sean escépticos a este tipo de tratamientos, les recomiendo que lo prueben y descubran cómo pueden solucionar problemas o fobias con esta técnica. Estoy muy agradecido a Sanación y Bienestar y a EFT.

Daniel

Me propusieron tener una sesión de EFT, yo accedí y concertamos una cita. Al principio de la sesión preguntaron si tenía algún malestar, si tenía algún problema y le comente que tenía un gran problema con “Hacienda”. Me había requerido para subsanar mis declaraciones desde hacía unos años y por MIEDO no había recogido los requerimientos por lo que al cabo de tanto tiempo se había convertido en un gran problema, me reclamaba una gran cantidad de dinero a pagar entre multas y sanciones. Todo este MIEDO me provocaba una angustia tremenda, que a su vez hacía que no me ocupara de solucionarlo. Estaba preocupada y desesperada. Con este miedo, preocupación y desesperanza empezamos la sesión de EFT. A lo largo de la sesión me fui sintiendo cada vez más relajada y mi estado emocional y mis pensamientos se fueron transformando. Al finalizar la sesión habían desaparecido esta emoción y estos sentimientos y empecé a confiar en que el problema se podía solucionar. Seguí practicando en casa y al poco tiempo, a los dos meses, después de siete años, me encontré con un REGALO. El problema con Hacienda empezó a solucionarse. Tomé conciencia de que mi bloqueo por el miedo era lo que mantenía el problema. Pasé de no ser capaz ni de recoger las cartas que me enviaba Hacienda a tener línea directa con ella. Ahora me llegan los requerimientos y notificaciones directamente a mi correo electrónico y me ocupo de ello. y no preocuparme y estar desesperada. Además mi vida ha cambiado bastante. Tengo un nuevo trabajo que me encanta, un nuevo horario estupendo, mucho más tiempo para mí. Por último solo quiero decir que estoy muy agradecida a Sanación y Bienestar y a EFT por todo lo que me ha aportado.

Ángeles

Al llegar la semana cuarenta de mi segundo embarazo comencé a no poder dormir por las noches, tenía bastante ansiedad, me pasaba las noches pensando que no me pondría de parto antes de cumplir la semana cuarenta y dos y que no podría tener a mi hija en casa, que era lo que deseábamos. Ya con mi primera hija me había ocurrido y estaba casi segura de que la historia se volvería a repetir. A medida que pasaban los días la angustia era mayor. 

Tuve dos sesiones y en ellas liberé ese miedo y otras emociones asociadas a varias creencias relacionadas con los riesgos de un nacimiento en casa. Varios días antes de cumplir la semana cuarenta y dos di a luz a una preciosa niña en casa rodeada de la mejor compañía y con una confianza y seguridad en mí misma que nunca hubiese imaginado.

Inma

Antes de mis sesiones de coaching tenía grandes problemas de organización de tiempo en general y me resultaba muy difícil decir que no. Me sentía sumida en un caos absoluto del que me creía incapaz de salir. No tenía control de mi vida y esto afectaba a mi trabajo. El cambio que vi en mi tras mi proceso de coaching fue que ahora tengo las armas para tomar el rumbo de mi barco y he aprendido a buscar las soluciones dentro de mi. Hablar cada semana de mis problemas y tomar un tiempo de reflexión sobre lo que no te hace sentir bien hace que tomes consciencia de ellos y busques una solución, desgranando lo que crees que es una verdadera montaña en pequeños valles en los que andar es un camino agradable.
Ahora me siento mejor con mi vida, mi trabajo, porque soy yo la que dirige mi razonamiento. Paro, pienso y actuo. En ese orden. Y eso es algo que antes no era capaz de hacer. Mi día a día es mejor y diferente. Tanto en el trabajo, como en mi vida en familia. Tengo un plan de vida y un objetivo que intento extrapolar a todas las facetas.
No sabía lo que el coaching podía hacer por mi, pero lo recomiendo como un proceso de enriquecimiento en el te enseñan a escuchar a tu interior, que es donde están las soluciones.

Mayte

Me encontraba en un momento muy bueno de mi vida pero carecía de la energía necesaria para plantearme nuevos retos cuando me decidí a iniciar un proceso de coaching. Me siento entancada con haberlo realizado porque conseguí encontrar la forma de subir mi nivel de energía. Lo que más me ha gustado del proceso es que yo misma he encontrado todas las respuestas, si bien con la ayuda de las preguntas que me hacían. A día de hoy me encuentro con la energía que necesitaba y con nuevas metas establecidas. Noto los efectos positivos en mi vida diaria porque he establecido metas hace que cada día me levante con la motivación para conseguirlas. Sanación y Bienestar transmite confianza y profesionalidad desde el primer minuto. Trabajar con ellos ha sido muy eficiente y motivador.

Irene

Acudí a sesión porque la ansiedad estaba muy presente en mi vida. Me sentía muy estresada, preocupada, nerviosa, etc., y esto me repercutía en las relaciones con los demás. No me sentía a gusto con algunas reacciones que tenía con ellos. Tras el trabajo que realicé con ellos y mi perseverancia en casa haciéndome tapping, empecé a tener mucha más serenidad, tranquilidad, paz y relax. Afronto los problemas con más calma. Y una curiosidad, incluso hablo de forma más pausada, y hasta yo misma me sorprendo de cómo respondo a ciertos problemas a los que anteriormente, estoy segura, hubiera respondido de otra forma. Animo a todas las personas a probar EFT, no tienen nada que perder y pueden ganar mucho en calidad de vida.

Esperanza

Conocí a Sanación y Bienestar porque acompañé a una amiga a una charla sobre EFT.  Me resultó tan curioso que me ofrecí voluntaria para una demostración sobre cómo se aplicaba la técnica. En aquel momento estaba pasando por un proceso de duelo y me encontraba bastante deprimida. En esa demostración, que duró apenas unos minutos, noté un alivio sorprendente. Además desde hacía años  sufría estrés crónico, que me causaban incluso problemas físicos. Tras la demostración, quise saber más sobre la técnica y leí la información de referencia que se proporcionaba en la charla. Me pareció fantástico que el objetivo de la misma fuera dotar a la persona de una herramienta que pudiera utilizar en su vida diaria. También me gustó mucho que tuviera total libertad para concertar las consultas que yo estimara necesarias, así que me decidí probar. Ya desde la primera cita, trabajamos los sentimientos de ira, depresión y negatividad que estaban dominando mi vida y empecé a percibir mi realidad desde otras perspectivas más positivas. En un momento de ese proceso, sufrí otra pérdida bastante cercana y gracias a lo que estaba aprendiendo pude afrontarlo mucho mejor sin caer otra vez en ese proceso de duelo tan profundo. Ahora me siento mucho más fuerte y confiada para afrontar tanto los pequeños conflictos diarios como las grandes pruebas que todos encontramos en nuestra vida, porque ahora cuento con una herramienta muy potente. Es fácil de aplicar, muy rápida y el alivio del estrés o la ansiedad es inmediato. Me había gustado tanto la técnica que decidí aprender más sobre ella en uno de los cursos de EFT que organiza Sanación y Bienestar. En él aprendí los distintos usos, tanto para cuestiones emocionales como para problemas físicos y amplié bastante los usos  que a día de hoy le doy a EFT. La he utilizado para muchas cosas distintas: para tranquilizarme en determinados momentos de tensión, puesto que requiere menos de cinco minutos aplicarlo,  pequeños problemas físicos que me estaban molestando o incluso pesadillas recurrentes o fobias. También la he utilizado con otras personas, no a nivel terapéutico, por supuesto, sino para aliviar algún malestar en momentos puntuales y, a pesar de su incredulidad inicial, todos han coincidido en que notan un cambio inmediato. Durante el curso, a mí, que tengo una mentalidad bastante científica, me ayudó bastante a entender EFT la explicación de los efectos que tenía en el cerebro, en la amígdala, concretamente. Y respecto a sus efectos sobre problemas físicos, hace poco veía un documental donde hablaban de que el cerebro presta atención sólo a determinados dolores, ignorando otros por considerarlos irrelevantes para la supervivencia, y eso me ayudó a entender también los efectos que tiene también sobre cuestiones físicas. Creo que esto puede ayudar a muchas personas a entender mejor la técnica y a llegar a considerarla como algo que puede ayudarles porque tiene un efecto real.

Elisa

¿Te ayudo a lograr ese cambio en tu vida que tanto deseas?